Cargando...
Inicio Volver Atras Actualizar

Programa Nacional para la Conservación y Aprovechamiento Sustentable de la Vicuña

Base de Datos Programa Vicuña

Documentos para descargar

INTRODUCCIÓN

La vicuña (Vicugna vicugna) es el camélido silvestre más pequeño que habita en los Andes Sud Americanos, se distribuye por Bolivia, Argentina, Chile, Perú y Ecuador. Su fibra es la más fina del mundo con 12 micras de diámetro (promedio), de alto valor textil por sus características entre las que sobresalen suavidad y brillo, que le otorgan un gran valor económico.

En Bolivia la vicuña se distribuye en los Departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, parte de Tarija y Cochabamba y habita en la puna húmeda, semi húmeda, seca y árida, a una altitud que varía desde 3200 a 4100 m.s.n.m. Se pueden identificar dos subespecies geográficas de vicuña: La vicuña norteña Vicugna vicugna mensalis (Thomas, 1917) que se encuentra distribuida en gran parte del altiplano y regiones alto andinas del norte y centro, y la vicuña del sur o austral Vicugna vicugna vicugna (Molina, 1782) se restringe a la parte más al sur del Altiplano, desde el Salar de Uyuni y regiones alto andinas al sur de Potosí y oeste de Tarija; ambas subespecies se sobreponen en el sector este del Salar de Uyuni, aproximadamente en el límite departamental entre Oruro y Potosí. Las poblaciones de vicuña se las puede categorizar en tres tipos de áreas: a) protegidas, b) con aprovechamiento, y c) sin manejo alguno;

El 1997 se implementa el Programa Nacional para la Conservación de la Vicuña en el marco del D.S. 24529, se elaboraron herramientas técnicas para el manejo de las poblaciones de vicuña, que permiten generar recursos económicos para las comunidades locales donde está presente la vicuña de forma silvestre.

En este tiempo se ha logrado la integración de los diferentes actores que van desde lo local (constituir comunidades para el manejado y aprovechamiento de fibra de vicuña) y diferentes niveles de Gobierno, como: Gobiernos Autónomos Departamentales, Gobiernos Autónomos Municipales, y Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) en los caso donde las vicuñas estén dentro de Áreas Protegidas[1], liderado por el Ministerio de Medio Ambienté y Agua (MMAyA) a través del  Viceministerio de Medio Ambiente Biodiversidad, Cambios Climáticos, y de Gestión y Desarrollo Forestal (VMABCCGDF), donde la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas (DGBAP) es la responsable de implementar y coordinar las acciones del Programa Nacional para la Conservación y Aprovechamiento Sustentable de la Vicuña en el marco del DS. 0385[2]

El manejo y aprovechamiento sustentable de la vicuña en Bolivia se realiza a partir de la esquila de animales vivos, en poblaciones naturales de vicuña silvestre “silvestría”, donde se reconoce el beneficio al aprovechamiento exclusivo de la fibra de vicuña a favor de las Comunidades Manejadoras de Vicuña (CMV).

[1] 1) Área Natural de Manejo Integrado Nacional Apolobamba, 2) Parque Nacional Sajama, 3) Reserva Biológica de la Cordillera de Sama y 4) Reserva nacional de fauna andina Eduardo Abaroa

[2] El DS. 0385 tiene por objeto reglamentar la conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de la vicuña en Bolivia

INSTITUCIONAL

En el ámbito institucional, el D.S. 0385 identifica al Viceministerio de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos de Gestión y de Desarrollo Forestal (VMABCCGDF), del Ministerio de Medio Ambiente y Agua es la Autoridad Nacional Competente para regular la conservación y el aprovechamiento sustentable de la vicuña y coordinar las acciones a nivel internacional, nacional, departamental, municipal, regional y con las naciones y pueblos indígena originario campesinos, en el marco del Programa Nacional para la Conservación y Aprovechamiento Sustentable de la Vicuña.

Gobiernos Autónomos Departamentales como Autoridades Departamentales Competentes y los Gobiernos Autónomos Municipales como responsables de la conservación y aprovechamiento sustentable de la vicuña en el ámbito de su jurisdicción, los mismos deben coordinar sus actividades con la Autoridad Nacional Competente, las Comunidades Manejadoras de Vicuñas y/o Asociaciones Regionales de Comunidades Manejadoras de Vicuña en el Marco del Programa.

Las instancias de organización comunal en correspondencia a las estructuras comunitarias tradicionales se han organizan en Comunidades Manejadoras de Vicuña (CMV), estas conforman las Asociaciones Regionales de Comunidades Manejadoras de Vicuña (ARCMV), las cuales están representadas a nivel nacional por la Asociación Nacional de Manejadoras de Vicuña (ANMV) la cual cuenta con la instancia para la comercialización de fibra de vicuña que es la Asociación Accidental Comunitaria para la Comercialización de la Fibra de Vicuña Bolivia “ACOFIV-B”

CONSERVACIÓN, MANEJO Y APROVECHAMIENTO

Bolivia se encuentra en el segundo lugar con 112.249 vicuñas, representando el 27 % a nivel regional. Su población se encuentra distribuida en los cinco departamentos, los datos se muestran el cuadro siguiente

DEPARTAMENTO ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Km2

Nº TOTAL DE VICUÑAS DENSIDAD DE VICUÑAS/KM2 %
1 POTOSI 60.343 44.202 0,73 39,4
2 LA PAZ 21.869 36.969 1,69 32,9
3 ORURO 39.316 28.830 0,73 25,7
4 TARIJA 1.884 1.381 0,73 1,2
5 COCHABAMBA 528 867 1,64 0,8
TOTAL 123.940 112.249 100

Desde el año 1998 al 2017 se tiene 107 Comunidades Manejadoras de Vicuñas que participaron de la conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de la vicuña, actualmente son 65 Comunidades Manejadoras de Vicuña que participan activamente, sin embargo este dato varía anualmente. En el cuadro siguiente se expone datos de las dos últimas ventas que muestran lo aseverado.

Los precios de la fibra de vicuña han fluctuado a través del tiempo en las diez ventas, donde el precio máximo registrado por kilogramo de fibra fue de 560 USD (Quinientos Sesenta Dólares Americanos). En la décima venta los precios que por kilogramo de fibra de vicuña fueron de 320 USD, 335 USD y 355 USD; donde 1.243,427 kilogramos se exportaron a Italia y Argentina, y 151,002 kilogramos a artesanas de nuestro país, registrándose como hito histórico en vista que su transformación y venta de productos artesanales en fibra de vicuña en el mercado interno generará ingresos a los artesanos.

CONTRIBUCIÓN

El manejo de la vicuña en Bolivia, es uno de los pocos modelos de gestión integral sustentable demostrado a nivel internacional, que tiene como principal actor a las Comunidades Manejadoras de Vicuña debidamente organizadas, ejecutado bajo un modelo socioeconómico que se basa en el trabajo en conjunto de las comunidades y el gobierno en sus diferentes niveles, además que ayuda a conservar las poblaciones de vicuñas y su entorno.

El Programa Nacional para la Conservación y Aprovechamiento Sustentable de la Vicuña, contribuye a:

  • La diversificación de la economía comunitaria, cuando los beneficios de la comercialización de fibra de vicuña favorecen a los comunarios organizados para el manejo y aprovechamiento de vicuña, aclarar que estos ingresos son adicionales y complementarios a sus actividades principales.
  • Al fortalecimiento de la gobernanza y gobernabilidad local, en vista que comprometa la participación de todos los actores que hacen a una política pública.
  • Fortalecimiento de capacidades locales, cuando se capacita, transfiere y comprarte conocimientos para mejorar el manejo y aprovechamiento de la vicuña.
  • Desarrollo e implementación de instrumentos reglamentarios técnico-legales-administrativos
  • Conservación y recuperación del hábitat de la especie
  • Participación de artesanas para la transformación de fibra de vicuña y la comercialización de productos en el mercado interno.